A
HISTÓRICO

13/06/19 Boza, boza...

Son las 23.00 y todo parece tranquilo en las cercanías de Ceuta. Es el día de navidad de 2015, viernes. Todo parece tranquilo. Hace frío y una suave brisa golpea los pocos árboles de la parte más oriental de la frontera con Marruecos.
13/06/19 Boza, boza...

El salto de la valla de Ceuta es un rito. Es demencial, es peligroso, es injusto, es ilegal… podemos adjetivarlo de muchas maneras en función del lugar desde el que lo observemos… pero como tantas otras situaciones de relevancia para quien las vive, el salto es un rito. Y por eso no es igual quien cruza el mar en patera, que quien consigue optar por un visado temporal o quien se oculta bajo un vehículo.

Antonie estaba preparado desde días antes. Lo habían intentado en varias ocasiones. En los últimos meses en Marruecos había vivido mendigando en los supermercados y compartido las revueltas de Boukhalef y los desalojos de los campamentos del bosque. Tuvo incluso que rehacer parte del viaje cuando fue expulsado a alguna localidad cercana al río Draa, al sur del país. Es habitual que eso suceda.

Eligieron el 25 de diciembre y esa fecha se quedará grabada por muchos años. Los momentos previos, los rezos, los anhelos. Seguramente a Antonie se le pasó por la cabeza la imagen de su madre diciéndole adiós. No había podido hablar con ella desde entonces. Pensó que si todo iba bien la llamaría al día siguiente desde Europa.

Salieron del bosque y en un grupo amplio se acercaron sigilosamente hasta la frontera. Desde el momento en el que fueron avistados el empeño era aguantar, no caer, permanecer arriba enganchado como fuera, pasase lo que pasase. Aquella noche no se esperaba salto desde este lado de la frontera y por ello la vigilancia era mínima. Todo fue bastante rápido.

Boza, boza, boza, boza… gritaban al cruzar. Libertad, éxito… seguramente un término que adquiere significado real en la vivencia del suceso, en el viaje previo, la hondura se fundamenta en el anhelo que la contiene. Boza, boza… el grito permaneció hasta la llegada al Centro de Estancia Temporal. A pesar de que Antonie creyó haber llegado, el verdadero viaje comenzaba entonces.

 

Redes:
Coordinadora de ONGD Navarra Faciam Mesa por la hospitalidad Red aragonesa de entidades sociales para la inclusión
Financian:
Ayuntamiento de Zaragoza Bankia En Acción Cáritas Madrid Fundación EDP Gobierno de Aragón Comunidad de Madrid Bantierra Ibercaja Obra Social
Copyright © 2014 SERCADE. Todos los derechos reservados.
Project by 3emultimedia

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Aceptar