Cargando...

Actualidad

Misión

Descubriendo al Pueblo Mixteco en México

Descubriendo al Pueblo Mixteco en México

Tanto la situación geográfica, como el clima, entre otras condiciones, han limitado en mucho el desarrollo de esta región, dando origen a situaciones de migración, salud deficiente en las personas, adultos mayores abandonados, bajo nivel educativo, escacez de empleo y por lo tanto falta de ingresos en las familias, haciendo que estos pueblos indígenas se encuentren en un rezago social importante. Sin embargo, encierran una riqueza cultural y una fe muy arraigada que nos enseñan a tener una visión distinta de la vida, misma que ellos disfrutan conviviendo, compartiendo lo que tienen con su mismo pueblo y, sobrellevando situaciones de precariedad, nos enseñan a disfrutar de la vida en comunidad.

Es en el estado de Oaxaca, en la región de la Mixteca Alta donde, mediante la presencia de los Hermanos Capuchinos por más de 35 años es que se inicia con la misión en esta región montañosa, fría y de gran necesidad, abarcando los municipios de Chalcatongo de Hidalgo, San Esteban Atatlahuca, Santa Catarina Yosonotú y San Miguel El grande, en su mayoría habitadas por personas indígenas de origen mixteco.

Aquí la actividad económica está basada en la producción agrícola, toda familia campesina produce maíz para su autoconsumo y en algunas regiones se trabaja la producción de madera, producción de orégano y también crianza de borregos y chivos. Dichas actividades agrícolas y ganaderas se realizan de manera rudimentaria, sin tecnología y dependen del temporal de lluvias y además el frío de esta zona montañosa reduce la agricultura a máximo 6 meses; con esto se limita la comercialización a una forma muy local, lo que no genera ingresos suficientes para el sustento de los hogares. De aquí que la educación promedio llega hasta nivel medio superior, y la mayoría de las personas adultas tiene sólo el nivel básico, pues se requiere que desde temprana edad la gente se dedique a buscar fuentes de ingreso para su familia antes de concluir estudios profesionales. Y en esta búsqueda de ingresos, por la misma escasez de fuentes de empleo en la región, jóvenes migran a la capital del país e incluso a Estados Unidos para buscar mejores oportunidades, pues el salario de $80 MXN diarios que se paga como jornalero en la región, no cubre los gastos que se requieren para cubrir necesidades básicas.

Cabe mencionar que las vías de transporte y comunicación son muy limitadas, en mal estado y el servicio de transporte es muy caro, el internet es limitado y deficiente, en las comunidades más alejadas el radio es el único medio de comunicación, la televisión sólo es vista en unas cuantas casas. Finalmente nuestra ubicación y condiciones, desalientan que personal capacitado se motive a laborar aquí. 

Los centros de salud que hay en algunas comunidades, en su mayoría están abandonados y no hay personal calificado que pueda dar un servicio de salud digno a las personas con base a sus necesidades. El personal médico en su mayoría son pasantes o con poca experiencia, el abasto de medicamentos es limitado y solo se ofrecen los servicios básicos, para análisis o especialidades después de un proceso son canalizados a las ciudades Tlaxiaco o Oaxaca, y en algunos casos al hospital de Chalcatongo. Es importante mencionar que por la experiencia poca afortunada en sus clínicas de salud, la gente ya no confía en los servicios y ya no acuden a él cuando están enfermos y si son canalizados fuera de su municipio no asisten por falta de recursos económicos. Cabe aclarar que el servicio odontológico y la cultura de prevención del cuidado de los dientes son nulos. Las enfermedades con mayor frecuencia en la población que se logran detectar son: Infecciones respiratorias, diarreicas, infecciones de vías urinarias y amibiasis. Así mismo, un problema no menos importante es la desnutrición en que se encuentran los niños, la deficiente alimentación. El alcoholismo es la enfermedad crónica que tiene mayor presencia, esto se da como parte de una cultura de generaciones atrás. 

La vida de las comunidades se desarrolla en medio de fiestas religiosas a lo largo del año, para lo que demuestran mucho compromiso, solidaridad y mucha fe, encontrando a Dios en estas convivencias y compartiendo generosamente lo que tienen y disfrutando con su pueblo.  Y es a través de estas fiestas tradicionales, donde se aprecia mejor la riqueza cultural que ofrecen estas comunidades para la sociedad, entre bailes, música, trajes, ritos, comida y otras costumbres que transmiten mucha alegría, a pesar de las condiciones de vida que tienen.

Toda esta realidad, conforme se va conociendo más de cerca, mirando a las personas en cada una de estas situaciones, nos motiva a tomar parte en su día a día de manera que podamos aportar un poco a mejorar sus condiciones de vida. Si bien, se ha trabajado años atrás desde un enfoque de pastoral social, es ahora mediante SERCADE México en sus líneas de acción definidas como: a)Salud para todos, b)Economía Social y c) Cultura Indígena, que se está trabajando con las comunidades generando proyectos más integrales, a mediano y largo plazo, permitiendo también a más personas puedan ayudar y aportar algo desde lo que cada uno es; asegurando así, mejores condiciones de vida de manera sostenible para este pueblo mixteco. 

 

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Aceptar