Cargando...

Actualidad

Misión

Historia de Vida

Historia de Vida

general el cual tiene como objetivo otorgar servicios médicos, curativos y preventivos, atendiendo y examinando a paciente en general con el fin de preservar el bienestar y la salud de la Comunidad. Dentro de los servicios que ofrece el dispensario médico, compete el control de enfermedades crónicas degenerativas, peso y talla, curaciones, aplicación de sueros intravenosos, inyecciones, toma de presión y glucosa, lavado de oídos, suturas, control del embarazo, retiro o colocación de sondas, entre otras y en caso de ser necesario se refieren a los pacientes a consultas especializadas, teniendo como apyo a la clínica hospital del pueblo Anna Seethaler en la ciudad de Oaxaca de Juarez.

Comencé a laborar el 31 de agosto del 2018. Desde el momento en que inicié esta travesía, supe que estaría en medios rurales y con personas en pobreza extrema, a pesar de eso me dio mucha alegría poder ser parte de este proyecto y ayudar en lo que sea a mis posibilidades para proporcionarles una mejor atención y calidad de vida. Desde el primer día en que comencé a trabajar, las personas me recibieron con gran alegría y esperanza de poder tener el servicio y qeu sería accesible para todos.

Durenta todo el tiempo que llevo laborando en el dispensario, he conocido muchas comunidades, así como muchas personas las cuales la mayoría de muy bajos recursos, siempre muy amables y agradecidos por brindarles los servicios, ya que para ellos es muy complicado acudir a algún servicio de salud, ya sea porque no cuentan con alguna clínica de salud cercana o no cuentan con los medios para trasladarse a alguna  de ellas, por lo que para ellos el dispensario desde un principio se ha convertido en algo indispensable y muy valioso.

Desde un principio nos han brindado la confianza, tanto que nos ha enseñado parte de su lenguaje (Míxteco), constumbres y tradiciones, durante este lapso de tiempo que llevo prestando el servicio he atendido a gran número de personas y con el paso del tiempo más personas van conociendo el servicio, por lo que la afluencia ha aumentado para solicitar atención.

He visto y tratado muchas enfermedades, dentro de estas las que con más frecuencia he atendido son diabetes mellitus tipo 2 e hipertensión arterial sistémica, en donde la mayoría de las personas son diagnosticadas por primera vez, ya que en muy rara ocasión han acudido a una valoración médica, sin embargo a través de pláticas y capacitación han continuado su seguimiento y control cada mes o dos meses según lo amerite el paciente, con esto hemos logrado ir disminuyendo las complicaciones que presenta cada una de estas enfermedades. Otros procedimientos muy comunes son la osteoartritis y artritis reumatoide siendo las personas de tercera edad a quienes les afecta en mayor número y lo cual los incapacita para realizar sus actividades cotidianas. Comúnmente la mayoría dependen del trabajo en el campo por lo que se les hace muy difícil continuar trabajando y solventase económicamente, por lo que el manejo y la rehabilitación ha ayudado a mejorar su calidad de vida. 

En cuanto a los niños lo más común es encontrar desnutrición, ya sea por baja ingesta alimentaria o por frecuentes infecciones diarréicas o respiratorias. En estos casos se ha apoyado orientando en la alimentación y como variarla de acuerdo a los limentos que se producen en la región, para que así mejoren el aporte de nutrientes y logren recuperar parte de su peso y talla.

Durante este tiempo hay algunos casos que me han asombrado en gran medida, como el de Jesús, un paciente de 31 años de edad proveniente de la comunidad de Santa María Yosonotu quien fue diagnosticado con carcinoma cerebral, sin embargo, su pronóstico fue poco favorable y sin oportundiad de realizarle una cirugía ya que el tumor había invadido gran parte del cerebro, sufriendo muchos malestares y con muy pocos cuidades paliativos. Para mí, fue un caso sorprendente ya que por ayudarlo, cuando sus molestias eran muy intensas, lo cargaba y bajaba caminando desde su casa por varias horas, para poder llevarlo a valoración médica. Al enterarnos de su caso lo visitábamos cada 15 días y se le proporcionaban los medicamentos para controlar su sintomatología ya que el dolor de cabeza y el mareo para él era algo intenso. Falleció. Su familia quedó agradecida ya que aunque por falta de recursos no se logró realizar un diagnóstico a tiempo, se logró dar la mejor calidad de vida posible.

O como el caso del señor Félix de 51 años de edad de la comunidad de Aldama Chalcatongo quien acudió al servicio y fue diagnosticado con catarata en ambos ojos, lo cual ya no le permitía o dificultaba poder realizar sus actividades, siendo el único sustento en su familia, en este caso se logró canalizar a tiempo para realizarse la operación, actualmente él ha recuperado la vista y así logra nuevamente el apoyo y sustento para su familia.

Y así muchas historias de las cuales he aprendido mucho y que me han ayudado a crecer como persona, me da mucha felicidad poder ver la cara de alegría de las personas, así como la satisfacción cuando regresan y te dan las gracias por ayudarlos.

Por lo que a mí respecta, el dispensario es una gran ayuda para las personas, aunque todavía es un proyecto pequeño continuamos trabajando para ir mejorando día a día, para que así logremos brindar una mejor atención.

Muchas gracias a todos los que hacen posible que este proyecto siga avanzando.

SERCADE México

 

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Aceptar